SARMS

Todo aquel que entrena teniendo un objetivo de ganar masa muscular sabe que junto con tener mucha disciplina y un entrenamiento concienzudo, es necesario también cuidar lo que comemos y como lo hacemos. Hay veces que los alimentos no son suficientes para cubrir las necesidades alimentarias que nuestro cuerpo o nuestro entrenamiento necesita y, por eso, se recurre a suplementos y distintos productos similares. La variedad es enorme y cada año salen nuevos suplementos y es difícil estar al día y elegir la mejor opción. Probablemente ya hayas oído hablar de los SARMS (moduladores selectivos de receptores de andrógenos) y quizás aún no te has atrevido a utilizarlos. Aquí te explicamos que son, como funcionan y como pueden ayudarte.

Los SARMS son una gran alternativa a los esteroides. Si bien han sido muy utilizados históricamente, cada vez son menos las personas que los utilizan ya que se ha demostrado que tienen efectos secundarios graves en el cuerpo en algunos casos. Esta es la gran ventaja de los SARMS, si bien tienen un efecto similar, hay varios estudios que demuestran que no tienen ninguno de los efectos secundarios de los esteroides.

Hay que puntualizar que existen distintos tipos de SARMS. Los primeros y más antiguos, son los SARMS con esteroides, que tienen los efectos secundarios que todos conocemos. Sin embargo, desde hace algunos años ha aparecido una version no esteroidea de los SARMS, que mantienen los mismos efectos, pero sin efectos secundarios.

¿Pero cómo funcionan los SARMS? Se trata de modulares selectivos, es decir, no afectan directamente a todas las células como sí hacen los esteroides, sino que se centran en células específicas y se centran en aquellas células que se encargan de prevenir el desgaste de los músculos y los huesos y, a la vez, estimulan el crecimiento.

Los SARMS se centran en las hormonas, al igual que los esteroides, pero de manera orientada en determinados objetivos. De esta manera, el uso de determinados SARMS es una gran opción para perder grasa y, a la vez, no solo no perder masa muscular, sino que también ayuda a aumentar y ganar masa muscular.

Otra ventaja que tienen los SARMS es que son fáciles de encontrar. Existen miles de páginas web en las que podemos conseguirlo de manera totalmente legal y a precios accesibles. Es recomendable filtrar las páginas que encontramos, al ser numerosas no todas son fiables. Buscar las mejores reseñas, comentarios de clientes o usuarios sobre que marcas o productos son mejores e, incluso, preguntar al propio fabricante sobre cuál es la opción que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Si estás buscando mejorar tu cuerpo, ganar masa muscular, perder grasa corporal y evitar los efectos secundarios que otros productos pueden dar, los SARMS son la mejor opción. Pruébalos por ti mismo, podrás hacer pruebas y ver los efectos que tienen en tu cuerpo, como se complementa con tu rutina y como ayudan con tus exigencias nutricionales, eso sí, siempre asesórate sobre como, cual y de que manera administrar estos productos.

El texto anterior está destinado a fines de entretenimiento. Los sarms no están aprobados y no son aptos para el consumo humano. Los sarms son solo para fines de laboratorio e investigación.